La práctica de yoga te permite vivir el embarazo de una forma más consciente, observándote en cada asana, centrando tu mente hacia el momento presente, favoreciendo la escucha interna y de tu bebé, creando espacios de silencio, respirándote y respirando la vida, ayudándote a soltar tensión innecesaria para poder vivir tu embarazo más relajada y con más alegría, preparando tu cuerpo y tu mente para el momento del parto y del postparto y poniendo especial atención a la parte emocional para vivirlo de una forma saludable y sin bloqueos.

 

Te invito a que te sientas más viva que nunca, pues eres generadora de la vida en sí misma.

 

Beneficios de la práctica de yoga durante el embarazo:

- Mejora las posturas antes y después del embarazo.

- Aumenta y mejora la conciencia corporal.

- Prepara la parte superior del cuerpo para las demandas del cuidado del recién nacido.

- Prepara la parte inferior del cuerpo para el aumento del peso del abdomen.

- Prepara el suelo pélvico para soportar el aumento de peso del abdomen, para prevenir disfunciones uroginecológicas y para el sexo.

- Mantiene las funciones abdominales.

- Estimula la realización de trabajo cardiovascular.

- Liberación de tensión muscular.

- Mejora imagen corporal.

- Facilita una mayor movilidad de la pelvis (desbloqueo articular).

- Proporciona mayor autoestima y seguridad.

- Facilita el ahorro energético, el descanso adecuado para recargar y reparar.

- Intrumento para la canalización de emociones.

- Activación de la escucha interna y percepción de ti misma y de la vida que llevas dentro.